Rivalidad en el mundo del futbol

ImageB

Por Leonor Aviña

En los últimos años dentro del mundo del futbol hay una rivalidad muy fuerte, no nada más en las canchas, sino también fuera. Muchos pensarán: ¿América vs Chivas? Pues lamento decirle que no, hoy hablaré de 2 personajes que han marcado la vida de muchos, tanto jugadores como aficionados y ellos son: Josep Guardiola y José Mourinho.

Empecemos con una pequeña reseña de ambos entrenadores.

¿Quién es Josep Guardiola?

Josep Guardiola i Sala, conocido futbolísticamente como Pep Guardiola es actualmente el entrenador del FC Barcelona y uno de los íconos de la entidad barcelonista después conseguir cómo entrenador realizar la mejor temporada de la historia del Barça ganando seis títulos en un año natural. Pep nació en 1971 en la localidad barcelonesa de Santpedor, pero no fue hasta 1984 cuando ingresó en las categorías inferiores del Barça procedente del Gimnàstic de Manresa para jugar en el equipo juvenil.

¿Quién es José Mourinho?

Nació el 26 de enero de 1963 en Setúbal (Portugal). Hijo del futbolista y entrenador Félix Mourinho y nieto del presidente del club de fútbol Vitória de Setúbal. Su trayectoria profesional ha sido estelar, compensando con creces la frustración que sintió en su juventud por no dar la talla como jugador. Estudió Educación Física, con especialidad en Metodología en Deportes. Hizo el curso de la UEFA de director técnico de fútbol en Escocia.

Ahora ya que leímos un poco de estos 2 personajes vamos a recordar por qué hay tanta polémica, sencillamente son entrenadores de los equipos más famosos del mundo, creo que por su mente ya ubicaron al Barcelona y Real Madrid, los que ya saben de futbol ubican por qué hay tanta rivalidad y para los que no bueno están leyendo esto

Hay una rivalidad bastante furiosa entre estos dos equipos Barcelona y Real Madrid. Algunos dicen que es la rivalidad más grande en todo el mundo de deportes. Definitivamente, es más feroz e intenso que cualquier rivalidad en los deportes americanos. Tiene sentido simplemente desde una perspectiva de los deportes que habría una rivalidad entre Real Madrid y Barcelona. Los dos equipos son unos de los más viejos y anualmente unos de los mejores equipos en toda España. Pero esta tensión entre los dos es más que una rivalidad simple entre equipos de fútbol, viene de la política. La rivalidad tiene sus raíces en la historia de España y el conflicto de la identidad regional en Cataluña. Históricamente, el equipo de Barcelona ha sido el vehículo principal por el cual los catalanes han podido expresar su oposición al gobierno nacional, especialmente durante los 46 años de la dictadura de Franco. Manuel Vázquez Montalbán, uno de los escritores más famosos en la España contemporánea, ha llamado el club de Barcelona como “la arma épica para una nación sin un estado” (Foer, 195). Mientras el club de Barcelona ha simbolizado la identidad y orgullo regional para los catalanes, por los últimos ochenta años, Real Madrid ha simbolizado el gobierno nacional y el concepto de una España unida.

Aportaciones a la nota: http://www.romance-languages.pomona.edu/coffey/newspain/2004projects/andrew2/rivalidad/templates/rivalidad.htm

Imagen: http://www.futbol91.com/barcelona-madrid-llega

Analizando el Clásico Español

Por Jennifer García (@jenniferg_2)

Quise esperar el fin de semana para escribir mi análisis del súper Clásico para poder digerir el espectáculo que ofreció Barcelona el sábado pasado.  El universo del futbol se detuvo una vez más por el séptimo partido entre los gigantes de España.  Y a tan sólo 22 segundos del inicio del partido, los merengues se ponían adelanto por un error del arquero del Barcelona.  Karim Benzema anotó de cabeza después de un rebote del disparo de Ángel Di María y anotó el gol más rápido de los clásicos.  Así comenzaba el partido anticipado por los fanáticos del futbol, y una vez más vimos a un Barcelona que por encima de todo, gusta, y da resultado en una noche fría y altamente esperada en el Santiago Bernabéu. Un lugar donde Pep Guardiola nunca había perdido un partido, un partido que sería la octava victoria del Barcelona sobre el Madrid de Mourinho, un partido con el portero más goleado, Iker Casillas, por Messi, con 13 tantos, 48 en total.  Un partido en el que Mourinho no pudo pasar los 15 partidos ganados, un partido donde por lo normal el ganador del primer Clásico sale campeón de la Liga.

Una vez más, el equipo catalán dio cátedra en el futbol realizando la hazaña de venir de atrás y ponerle 3 goles al Madrid en el Santiago Bernabéu.  El partido comenzó muy tenso para los blaugrana con el gol más tempranero, y más feo, de los clásicos, tras un grave error del portero Víctor Valdez.  Pero estamos hablando del Barcelona, el equipo que mejor juega, y lo demostró contundentemente donde más importa, en la cancha.   Messi volvió a demostrar que es, por mucho, mejor que Cristiano Ronaldo, dando el pase para el primer gol, y luego penetrando la defensa blanca para pasársela a Dani Alves quien cruzo para que Fábregas llegara a cabecear y definir el partido a favor del Barcelona.

Mientras tanto, lo único que vimos de Cristiano Ronaldo fueron 4 fallos, dos de tiro libre.  Y portugués se quedó nuevamente sin brillar cuando más lo necesitaban los merengues.  Otro hombre clave fue Andrés Iniesta, quién el segundo tiempo encontró una excelente forma, e hizo y deshizo con los blancos a su gusto.  Entonces sí, el Bernabéu se quedó callado, y esperó a que su equipo diera algo para competirle a su más odiado rival.

Mourinho culpó a la suerte, la lluvia, el cabello de Puyol, la culpa de Pacquiao, el bigote del Tuca, el día del mes,  e infinidad de otras excusas para no aceptar que el Barcelona está afuera del alcance del Real Madrid.  Es la quinta vez que el Barcelona le ha metido 3 o más goles desde el 2008, y  ya llevan 20 goles contra el Madrid en la Liga bajo Guardiola.  Los números son obvios, y abrumadores en favor de los culés, tanto como fue la posesión de 63% comparado con el 37% de los merengues quien recibió 4 tarjetas amarillas contra las 3 del Barcelona.

Sí, el Madrid sigue de líder en la tabla general, pero el Barcelona es el mejor del mundo.  Y para muchos, el mejor de toda la historia del futbol.  El Madrid lleva marca de 12-1-2, y el Barcelona tiene un 11-4-1, pero la realidad del Madrid es que no es mejor que el Barcelona, y no ha encontrado forma de competirle, además de la final de la Copa del Rey.  Pero no se trata de ganarle al Levante, o al Málaga, sino a competirle al Barcelona.  No se pueden vivir de sus sueños, e historia. Hay que ponerse a trabajar para mejorar el rendimiento ante lo mejor que hay en el futbol.  El futbol es cosa de equipo que en conjunto el Barcelona es el amo y dueño desde hace 3 años.  Señoras, y señores, estamos frente al mejor equipo de la historia, y simplemente hay que disfrutarlo sean cuales sean nuestros colores.

Imagen: PaseLibre.com

Súper Clásico

Por: Jennifer García

Con el Clásico de España a la vuelta de la esquina, una vez más las controversias están a la orden del día.  De nuevo los dos mejor equipos de España, y a lo mejor del mundo, se enfrentan para deleitarnos con el más fascinante futbol que nos pueden brindar.

Madrid llega con 3 puntos más en la tabla general, pero con el Barcelona, con un partido en mano, por tener compromiso con el Mundial de Clubes de la FIFA.  Como en muchas ocasiones el club merengue viene de buena forma y de una campaña espectacular, y el Barcelona mantiene su estilo hasta sus fuerzas básicas como lo demostró el equipo que Guardiola puso contra el Bate de Bielorrusia.

De costumbre los equipos de José Mourinho son mejores en su segundo año, y este Madrid no es la excepción.  Los blancos marchan muy bien en el torneo local tanto como en la Champions.  Ambos de los españoles gigantes,  han clasificado a los octavos de final como número uno de sus grupos respectivos.

Este sábado verdaderamente será una guerra muy pareja de los archirrivales , pero la última vez que pensamos esto, el equipo catalán destruyó al Madrid en el Camp Nou con un 5-0 inolvidable que se ha mantenido en la mente de todos los jugadores de los equipos.  Las estrellas más grandes se verán las caras una vez más, y sin duda dejarán cuerpo y alma para darnos un juego espectacular como de costumbre.

Afortunadamente, las habladurías de Mourinho todavía no han calentado el encuentro, pero sin duda, este partido no necesita más presentación que “El Súper Clásico”.

Con los finalistas del prestigioso Balón d’Oro anunciados, otra vez somos testigos de otra gran rivalidad: la de Cristiano Ronaldo, y Lionel Messi.  No hay duda de que el astro argentino se ve beneficiado por la calidad de sus compañeros de juego como lo son Xavi e Iniesta.  El portugués de estilo y técnica de calidad de otro mundo espera ansiosamente poder demostrar el nivel que Messi exude en cada partido importante.  Es él la diferencia entre los dos; Messi brilla cuando más importa y rompe barreras en cada oportunidad que tiene.

El escenario está completamente listo pare que los dos equipos más poderosos del momento se enfrenten en un duelo de la más alta calidad.  Messi contra Cristiano, Guardiola contra Mourinho, la calidad histórica contra el poderío del presente.

Que gane el futbol.  Sin pleitos en la cancha, sin jugadas sucias, sin el calentamiento de los medios.  A jugarse el orgullo el prestigio, a jugarse el Súper Clásico.

 

Imagen: charlatecnica.cl