Recuento del Mundial de Clubes

Por Jennifer García (@jenniferg_2)

El vestidor del Barcelona fue sobrio con la lesión de David el “Guaje” Villa.  Guardiola declaró que prefería no clasificar a que su jugador se lesionara tan gravemente.  Pero si calificaron a pesar de la lamentable lesión de David.  Y gracias a Dios por ello, porque teníamos una gran final entre el Barcelona de Lionel Messi, y el Santos de Neymar. El mejor del mundo, contra la promesa joven más prominente en el mundo.  Ambos equipos pasaron a la final cómodamente con el Barcelona ganando 4-0 a medio gas contra el Al Saad de Qatar, y el Santos derrotando al campeón japonés por 3 a 1 con golazos.  Por fin nos dimos el gusto de ver al mejor equipo contra un gran equipo brasileño con mucha promesa.

Teníamos nuestra ansiada final de ver le mejor del continente Europeo contra el mejor del mundo occidental.  Messi contra Neymar, el viejo continente contra  mérica, el futbol del tiki taka del Barcelona contra el jogo bonito del Santos. Desafortunadamente, o no, el partido no fue tan apretado como lo esperábamos y el Barcelona goleó 4-0 con un doblete de Messi, con uno de Fábregas y Xavi también.  Como de costumbre, Messi demostró porque es el mejor del mundo con otra buena actuación y ganando el Balón d’Oro del torneo con Xavi ganando el de plata, y Neymar el de bronce.

Para ser sinceros todos pensamos que Barcelona ganaría, pero no creo que nos imaginábamos que dominarían tan ampliamente. Que se puede decir al respeto de este equipo histórico, juego a juego nos asombran con su futbol hermoso y deslumbrante que devasta a cualquier equipo que se le pone en frente.  Messi le enseñó a Neymar el camino, y como dijo el brasileño, “nos dieron lección de como jugar.” Messi con la humildad de siempre dio crédito a sus compañeros por ayudarle a ser el magnifico jugador que es.  Además, le dio su playera a Neymar cuando se la pidió y le dio palabras de aliento.  Otro testamento de su grandeza fuera de la cancha tanto como en ella.  Ya no hay espacio para duda, Barcelona es el mejor.  Lo único que me queda decir es gracias Barcelona. Gracias por dejarnos ser testigos de un brillante futbol.  Gracias por enseñarnos el jogo bonito.

Imagen: ESPN Deportes.

Anuncios

Analizando el Clásico Español

Por Jennifer García (@jenniferg_2)

Quise esperar el fin de semana para escribir mi análisis del súper Clásico para poder digerir el espectáculo que ofreció Barcelona el sábado pasado.  El universo del futbol se detuvo una vez más por el séptimo partido entre los gigantes de España.  Y a tan sólo 22 segundos del inicio del partido, los merengues se ponían adelanto por un error del arquero del Barcelona.  Karim Benzema anotó de cabeza después de un rebote del disparo de Ángel Di María y anotó el gol más rápido de los clásicos.  Así comenzaba el partido anticipado por los fanáticos del futbol, y una vez más vimos a un Barcelona que por encima de todo, gusta, y da resultado en una noche fría y altamente esperada en el Santiago Bernabéu. Un lugar donde Pep Guardiola nunca había perdido un partido, un partido que sería la octava victoria del Barcelona sobre el Madrid de Mourinho, un partido con el portero más goleado, Iker Casillas, por Messi, con 13 tantos, 48 en total.  Un partido en el que Mourinho no pudo pasar los 15 partidos ganados, un partido donde por lo normal el ganador del primer Clásico sale campeón de la Liga.

Una vez más, el equipo catalán dio cátedra en el futbol realizando la hazaña de venir de atrás y ponerle 3 goles al Madrid en el Santiago Bernabéu.  El partido comenzó muy tenso para los blaugrana con el gol más tempranero, y más feo, de los clásicos, tras un grave error del portero Víctor Valdez.  Pero estamos hablando del Barcelona, el equipo que mejor juega, y lo demostró contundentemente donde más importa, en la cancha.   Messi volvió a demostrar que es, por mucho, mejor que Cristiano Ronaldo, dando el pase para el primer gol, y luego penetrando la defensa blanca para pasársela a Dani Alves quien cruzo para que Fábregas llegara a cabecear y definir el partido a favor del Barcelona.

Mientras tanto, lo único que vimos de Cristiano Ronaldo fueron 4 fallos, dos de tiro libre.  Y portugués se quedó nuevamente sin brillar cuando más lo necesitaban los merengues.  Otro hombre clave fue Andrés Iniesta, quién el segundo tiempo encontró una excelente forma, e hizo y deshizo con los blancos a su gusto.  Entonces sí, el Bernabéu se quedó callado, y esperó a que su equipo diera algo para competirle a su más odiado rival.

Mourinho culpó a la suerte, la lluvia, el cabello de Puyol, la culpa de Pacquiao, el bigote del Tuca, el día del mes,  e infinidad de otras excusas para no aceptar que el Barcelona está afuera del alcance del Real Madrid.  Es la quinta vez que el Barcelona le ha metido 3 o más goles desde el 2008, y  ya llevan 20 goles contra el Madrid en la Liga bajo Guardiola.  Los números son obvios, y abrumadores en favor de los culés, tanto como fue la posesión de 63% comparado con el 37% de los merengues quien recibió 4 tarjetas amarillas contra las 3 del Barcelona.

Sí, el Madrid sigue de líder en la tabla general, pero el Barcelona es el mejor del mundo.  Y para muchos, el mejor de toda la historia del futbol.  El Madrid lleva marca de 12-1-2, y el Barcelona tiene un 11-4-1, pero la realidad del Madrid es que no es mejor que el Barcelona, y no ha encontrado forma de competirle, además de la final de la Copa del Rey.  Pero no se trata de ganarle al Levante, o al Málaga, sino a competirle al Barcelona.  No se pueden vivir de sus sueños, e historia. Hay que ponerse a trabajar para mejorar el rendimiento ante lo mejor que hay en el futbol.  El futbol es cosa de equipo que en conjunto el Barcelona es el amo y dueño desde hace 3 años.  Señoras, y señores, estamos frente al mejor equipo de la historia, y simplemente hay que disfrutarlo sean cuales sean nuestros colores.

Imagen: PaseLibre.com