La réplica sobre el caso de Cruz Azul y Corinthians

Por Rocío Yelitza (@rocioyelitza)

Gran sorpresa me llevé el día de ayer cuando a raíz del post sobre lo que me tocó vivir el miércoles pasado en el Estadio Azul, me llegaron decenas de tweets y correos sobre el asunto.

Uno de los que llamo más mi atención fue de un chico que me tachó de ignorante, de no tener conocimiento sobre lo que estaba escribiendo, además me señaló de tendenciosa cuando también los cementeros había agredido a los brasileños.

En el post lo puse; los aficionados, hinchas, seguidores (porque así se les llama) del Cruz Azul TAMBIÉN agredieron a las mujeres brasileñas que estaban en el palco. Escribí que los MEXICANOS habían gritado ¡Putas! a las extranjeras, e incluso puse  la palabra TACHE para este tipo de acción.

Tal vez uno habla como le va en feria, y por eso señalé que los mexicanos no somos los únicos que nos portamos mal en los estadios, y que me dí cuenta que los brasileños tampoco entienden que el futbol no es sitio para la violencia.

En ningún momento defendí a la afición cruz azulina, ni digo que son blancas palomas, PERO es mi anécdota, lo que yo viví (nunca hice un reporte periodístico sobre los sucesos, fue mi opinión), por ende lo que me toco vivir fue la agresión de los brasileños hacia los que estábamos ahí, justo en Eje 6 Sur Holbein. No me tocó ver la agresión de los azules a los visitantes, así que no puedo hablar de algo que no vi.

Si la afición cementera causó destrozos al autobús de los cariocas (que al final de cuentas es un autobús mexicano), y que también lo repruebo, puede ir en una entrada periodística. Lo mío sólo fue una anécdota personal sobre un hecho en el que varios estuvimos en peligro y nada más.

Y como me lo pidieron en varios tweets, y lo hago público, agradezco a los elementos de la SSP, a quienes seguramente nunca volveré a ver y ni se enterarán de mi agradecimiento, pero ante una situación difícil, actuaron correctamente.

 

Image: mediotiempo.com

Anuncios

Pambolera de la Semana

Guadalupe – Cruz Azul Fan

Conocer a Guadalupe no sólo da gusto, sino que como Pamboleras, nos motiva a tener la misma pasión que ella demuestra hacia su amado Cruz Azul. ¡Checa su entrevista!

Pamboleras: Cuéntanos un poco de ti:
Guadalupe: Pues para empezar tengo 23 años, vivo en el D.F, me apodan “Diabla” (soy una diablita vestida de Azul, ja ja ja). Me apasiona demasiado el fútbol. Soy una persona sincera, siempre me ha gustado decir lo que pienso. Me considero una persona alegre, bromista, escandalosa y a decir verdad, traigo altavoz incluido, ja ja. Intento vivir la vida intensamente y disfrutarla.

¡Ah! y no puedo dejar de decir que me encanta divertirme, andar de paseo, etc. Soy muy perseverante y cada cosa que me propongo lo hago dando el 100%.  Y ya para terminar, sueño con ver a Cruz Azul campeón de nuevo.

P: ¿Qué significa Cruz Azul en tu vida?
G: Pues es mi pasión, es amor a la camiseta y a sus colores. Es todo un sentimiento que sale cada vez que juegan un partido.  Es como una religión. Soy fiel a mis celestes en las buenas y en las malas y les tengo fe.

P: Una anécdota que recuerdes dentro del futbol:
G: Pues tengo muchisimas como el conocer a todos los jugadores y obtener un póster firmado por todo el plantel. Y también cada una de las visitas al estadio con mi familia y amigos son buenas anécdotas.

P:¿Qué canción le dedicarías a La Máquina?
G:
La que se me ocurre es la de “La Copa de la Vida – Ricky Martin”, ja ja.

P: ¿Qué le quitarías a Cruz Azul?
G:
Todos esos “miedos” del pasado y esa estrategia del profe Meza de tirar al equipo para atrás. El equipo juega mucho mejor atacando; de ahí en fuera creo que tenmos un excelente plantel que puede pelear por la tan esperada novena estrella.

P: ¿Cómo debe ser la actitud de una niña Pambolera?
G:
Pues se debe de ser apasionada y aficionada de corazón, tener “aguante” como dicen por ahí para estar con su equipo en las buenas y en las malas Y pues que le guste estar bien informada para así demostrarle a los hombres que no sólo ellos saben y nostras también podemos hablar de futbol.

P: Un mensaje al blog:

G: ¡Qué bueno que ya existan espacios para las mujeres que somos aficionadas al futbol!  Nosotras también tenemos los conocimientos sobre futbol.

Apoyen este tipo de páginas e inviten a los hombre para que vean que tan informadas y que tanto sabemos, ja ja ja. ¡Arriba las Pamboleras!

Una tarde gris en el Estadio Azul

Rocío Yelitza (Twitter: @rocioyelitza)

A punto de cumplirse 14 años de sequía, de aquél  7 de diciembre de 1997 cuando Cruz Azul obtuvo su último campeonato, la tarde del sábado pasado no se pintó de azul.

14 años después ahí estaban, deseosos por ver la reacción de los cementeros, con la camiseta bien puesta, defendiendo a capa y espada a los jugadores, alentándolos. Sí, como siempre, la afición presente en cada momento.

La baja temperatura que se registraba en la ciudad de México se esfumó con el calor en las tribunas. El equipo saltó a la cancha, y la esperanza de remontar la serie estaba latente. A penas unos 150 aficionados de Morelia estaban atentos del accionar de su equipo, frente a un estadio casi lleno, pintado de azul.

La afición celeste enmudeció repentinamente, pues Morelia estaba arruinando la hazaña cementera a los pocos minutos de iniciado el encuentro.

La historia de todos los torneos parecía repetirse, y mientras los seguidores de La Máquina comenzaban a desesperarse y a meterse con los jugadores, el equipo buscaba encontrar el camino al gol.

Alejandro Vela dio vida nuevamente a las tribunas, pero los fieles seguidores sabían que la noche se les venía encima. “Pongan hue..”, era el grito de aliento, con el que los asistentes ya no pedían, sino exigían un cambio de actitud.

La expulsión del capitán Gerardo Torrado, así como la frustración de estar nuevamente fuera del torneo, fueron detonantes para que la afición enmudeciera.

Los seguidores celestes salieron decepcionados,  afirmando que para ellos “ya es costumbre”, refiriéndose a que sufren la misma situación en cada temporada.

A las afueras del estadio, cientos de seguidores a Cruz Azul, sitiaron el autobús del equipo para reclamar a los jugadores la falta de resultados. Los elementos policíacos se encargaron de mantener el orden, pues el ambiente estaba muy tenso.

Entre lágrimas, coraje y confusión, poco a poco los seguidores azules comenzaron a abandonar las calles aledañas al Estadio Azul que no abrirá sus puertas hasta el próximo año.

Fotos: Pamboleras/Rocío Yelitza

Prohiben mosaicos en el Estadio Azul

Rocío Yelitza (Twitter @rocioyelitza)

La Federación Mexicana de Futbol ha prohibido los mosaicos en el Estadio Azul, ya que afirman que la barra “Sangre Azul” incita con mensajes agresivos a otras porras como la de Chivas, Pumas y América, además de asegurar que este tipo de espectáculo incita a la violencia.

Un integrante de la barra cementera afirmó que la FEMEXFUT aumentó la sanción hacia el club a 300 mil pesos por la realización de estos mosaicos.

Hasta la fecha, se habían formado siete mosaicos con diferentes frases como “Te Amo”, “1997”, y uno que formaron con el rostro del ídolo cementero Ignacio Flores, a los pocos días de su muerte.

Mientras tanto, aficionados a Cruz Azul han comenzado una campaña en Twitter en la que el hashtag de #YoQuieroMosaicosEnElAzul se ha popularizado en las últimas horas.

Así mismo, algunos aficionados llamaron a las oficinas de la Federación para saber la razón de esta medida, a lo que les respondieron que se trataban de “cuestiones de seguridad”.

Hasta el momento, ninguna autoridad de la FEMEXFUT ha declarado sobre el tema.

 

Foto: Archivo PAMBOLERAS/ Rocío Yelitza