Ser edecán en el fútbol

Por Rocío Yelitza
@rocioyelitza

Admiradas por los caballeros que asisten a los estadios, ellas son las responsables de amenizar el medio tiempo, de comunicar la marca que están portando, y de aguantar desde piropos hasta insultos. Ellas son las edecanes del fútbol, las que por tan sólo unos pesos muestran su belleza en las canchas de nuestro país.

Hace más de 6 años estuve inmersa en el mundo del modelaje, tomaba cursos y acudía a castings para obtener algún trabajo. Tuve trabajo en películas, en comerciales, en pasarelas y un poco de edecanía. Ahí fue cómo observé el proceso para ser edecán de fútbol, pues era uno de mis anhelos, caminar por un estadio con la bandera de cierta marca. Dicho proceso no es nada fácil.

Para empezar en el mundo de las modelos y edecanes hay divisiones, las cuales son sobre todo para distinguir estatura, pues una mujer muy baja de talla es difícil que sea llamada para modelar alta costura. Las modelos son las que portan cierta ropa, maquillaje, etc., para campañas publicitarias, pero las edecanes son contratadas para activaciones,  por eso es que las ves por un rato en los eventos.

Las divisiones de las edecanes son A, AA, AAA. No hay un estándar o regla fija, pero generalmente las chicas A son aquellas con una belleza notable sin llegar a ser espectacular, y con una estatura de menos de 1.60 m. Las chavas AA son más altas, de 1.60 a 1.69m y tienen cuerpo y cara más agradable, son más guapas (según las agencias), y finalmente las mujeres AAA son las que sobrepasan el 1.70m, como la mayoría de las edecanes del fútbol.

En México, ser edecán de fútbol es difícil pues la competencia entre las jóvenes está al por mayor, ya que en nuestro país  la estatura de las mujeres es media o baja, por ello es común ver que las edecanes son extranjeras, lo que le quita oportunidades a las locales para obtener el empleo.

El pago es por día; se les cita muy temprano para que les den instrucciones, el uniforme, etc., y aproximadamente ganan entre 500 y 700 pesos por partido. Además, son las responsables de mostrar la marca que representan incluso en los medios de comunicación (por ello ves edecanes cada vez que se entrevista a un jugador después de un partido).

No es sencillo ser edecán, recibes halagos, pero también ofensas por parte de los aficionados pues nunca falta el gracioso que quiere pasarse de listo. Pero también tiene su parte divertida.

¿Te gustaría ser edecán?

Imagen: velocidadmaxima.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s